En el recientemente rechazado proyecto de Nueva Constitución para Chile, hubo sin duda un avance importante en cuanto al reconocimiento de los pueblos originarios al asumir como disposiciones constitucionales, lo dispuesto en el Pacto de las Naciones Unidas para los Pueblos Originales y el Pacto sobre Derechos Culturales, Sociales y Económicos.

Creemos como asociación que promueve los derechos humanos al interior de nuestro país, que el nuevo proceso debe considerar la promoción, difusión y protección de las culturas originarias y sus lenguas, como también las de otras comunidades que han llegado a Chile desde sus inicios como Estado independiente, por cuanto ellas son tan valiosas como las de los pueblos originarios, y corresponde a la expresión de la interculturalidad presente en nuestro país.

Cabe hacer presente que esta promoción, difusión y protección debe ser progresiva de modo que quienes no han sentido ni vivido como algo valorable a las culturas originarias y de comunidades que se han afincado en nuestro territorio, puedan comenzar a conocerlas y descubrirlas, para luego valorarlas como tales.

 2,770 total views,  32 views today

Comments are closed