¿De qué país es el esperanto?

Como ya dijimos, el esperanto no “es” de ningún país en particular, es decir, no es el patrimonio exclusivo de algún pueblo o nación, sino que está a disposición de todo el mundo: es por esto que decimos que el esperanto es en verdad internacional. Esta característica lo hace libre de ataduras ideológicas y de compromisos políticos. La absoluta neutralidad del esperanto lo convierte en el medio más idóneo para que se establezca la comunicación directa entre los diversos pueblos, sin que ninguno se vea afectado al someterse a la lengua del otro.

Free counters!


Estadisticas Gratis